Curiosamente se parecen muchísimo y suelen atraer al mismo tipo de gente, pero son los dos dioses que más me llenan, o por lo menos me hacen reir, todos sabemos que no hay nada de nada, salvo Chuck Norris. Si mezclamos a los dos vemos algo como...


El más moderno de los dos es el FSM, o monstruo de espagueti volador (flying spaghetti monster). Todo aquel que le sigue se convierte en pastafari y ha de sacarse al menos una foto con el escurridor de pasta en la cabeza.

Todo empezó en EE.UU. cuando los políticos y religiosos conservadores sacaron la disparatada teoria del "diseño inteligente". Para parodiarla, un profesor de física de Oregon, creó a esta singular criatura echa de espagueti y albóndigas. Con sus ritos, mitos y costumbres el pastafarismo se extendió por todo el mundo rápidamente y se ha convertido en un movimiento social con sus fundamentos aquí. Por supuesto todo esto es cachondeo, pero ha unido a mucha gente y promueve el consumo de pasta. Si alguna vez veis a alguien decir Ramen, en vez de Amén es que es pastafari.


El segundo dios es algo más caótico y siniestro. Nacido de la imaginación de Lovecraft, este dios procede de otro plano o dimensión, sus características son principalmente un cuerpo de 10Km de altura, cabeza de pulpo y cuerpo de dragón.

Según su historia, Cthulhu (cada uno lo pronuncia como quiere) descansa en el fondo del Pacífico, en la ciudad de R'lyeh, por eso sus adeptos rezan: " En la Ciudad de R´lyeh, el difunto Cthulhu, espera soñando".
Su aparición suele venir acompañada de locura y caos, pero principalmente da explicación al echo de que todo tiene sentido dentro de nuestro propio espacio tiempo.

1 comentarios :

Evlex dijo...

Me encanta la imagen de Cthulhu!!!!! que grande!!!