Días de "descanso" en la búsqueda de empleo y de dedicarse al 100% a mi muchacha que esta de vacaciones. Entre otras cosas destaquemos las dos excursiones con naturaleza como maximo común denominador.

Sanabria, algo esporádico, nunca había ido. Muy bonito el pueblo, muy cuco, muy acogedor y típico. No se por que lo más famoso son los lagos o el lago, seguramente sea lo más valioso en tiempos de sequía que corren, pero sin duda lo que más me ha gustado ha sido su castillo. Muy bien conservado y aprocechado, se puede recorrer por todas sus partes y fotografiar en su totalidad.
Por supuesto tuvimos una buena comida con el señor de la ITV y el tradicional entierro de la sardina de cada miércoles de ceniza. Y para los que quieran desviarse un poco del camino, a unos 25 Km a la redonda de Sanabria esta la laguna de los peces y el castaño de San Roman, que es el más grande de la peninsula Ibérica.
Gato de Sanabria
La segunda excursión, a mi amada sierra de Béjar. Para que la bicheja vea uno de los rincones más bonitos de la montaña que da sombra a mi pueblo (o ciudad para algunos). Desde la dehesa de Candelario, subimos por la cuerda, pasando por el cascanueces para llegar a lo que se conoce como Hoya cuevas y el refugio que en esa zona se encuentra. Bonito paraje situado casi en el origen del río cuerpo de hombre, que por desgracia encontramos bastante seco. Para contribuir algo a al mantenimiento de la vida de la zona dejamos algo de choricillo y queso que minutos después unos amables cuervos degustaron, agradeciéndonoslo con agraciarnos con su compañía todo el camino de vuelta.
El refugio y los Hermanitos
En la próxima entrada hablaremos de las cosas que Madrid nos ha dado, sobretodo de la mano de Da Vinci.

1 comentarios :

Evlex dijo...

Los cuervos que despues de traer nuevas noticias, se ponían a comer, xD
Gracias por estos dias :)