Este año decidimos disfrazarnos de algo que nos rondaba la cabeza desde hacía tiempo: de Cazafantasmas. Para ello no teníamos que invertir mucho dinero si le echábamos un poco de imaginación.

En el caso de la indumentaria nos hemos tenido que rascar un poco el bolsillo y buscar bien en la red. Lo más barato que hemos encontrado el mono ha sido por 16€. Ya sabéis, en tono beige. También podría haber sido en color gris oscuro como aparecen en la segunda entrega de la saga.

Para empezar con el disfraz comenzamos haciendo los logotipos con fieltro. Unas placas de fieltro en los chinos no cuestan más que 1€ y recortarlas con una plantilla impresa con el logotipo es sencillísimo. Una vez recortadas se pueden coser al traje o fijar con un imperdible. Si queréis se puede dejar un logo para la mochila.










Para las pistolas uniremos las mitades superiores e inferiores de dos tetra bricks. A los extremos de estos uniremos dos botellas como vemos en las fotos, es recomendable rajar algo los cartones en las esquinas. Uno de ellos llevará un tubo de cartón, plástico transparente o cristal (esto último quedaría mejor). 














Una vez echo esto podemos pintarlo con spray negro y unirle el tubo corrugado negro. Este tubo se compra en las tiendas de electricidad, con ponerle metro o metro y medio basta, no nos valdrá más de 2€ y lo podremos pegar con pegamento termofusible. Si los tubos delanteros no eran de cristal los pintamos de gris.











Ahora vamos con la mochila. La base es una caja. El tamaño que sea el que se adapte a nuestro cuerpo. Si vemos fotos de la original podemos ver que lleva diversos componenetes. Ya que es una low cost los vamos a imitar. Una de las cajas que lleva la podemos copiar muy bien con las cajas de las fresas o de los kiwis de los supermercados. Para ello la vamos a rellenar de corcho de embalaje para que no se nos abolle si nos chocamos con algo. Una de las cosas que también llama la atención es la circunferencia de abajo. La podemos hacer con una base de macetas, un cartón y un rollo de papel higiénico cortado a la mitad con una tapa. El tubo que tienen a la izquierda lo podemos hacer simplemente con otro tetra brick y una lata grande de cerveza. Podemos añadir más tubos como por ejemplo una lata de guisantes. Por supuesto lo pintamos todo de negro con un spray. Como vais viendo todo lo que vamos usando son cosas que vamos sacando de productos que usamos día a día. Acabo de describir mucho, mejor acompaño unas fotos.















 Ahora le pondremos las asas. Para ello cogeremos o bien las de una mochila vieja o compramos correas en una mercería. Simplemente le hacemos 4 ranuras a la mochila, las pasamos y las pegamos bien con pegamento termofusible. Recomiendo rellenar la mochila para hacerla más resistente a golpes.



Ahora añadimos detalles como cables, tubo, pegatinas, pintura plateada en algunas partes y tenemos lista la mochila. Todo muy sencillo, disfraz y proton pack por unos 20€ aprox.











1 comentarios :

Anónimo dijo...

Genial aporte!!!